jueves, 26 de abril de 2012

LA PESTE AMARILLA


Así llamaba José Manuel Lara a la colección Anagrama, editada por Jorge Herralde. La desdeñaba por su capacidad de infiltración y asedio en un mercado que no gustaba de intrusos. Y es que es una colección de autores buenísimos , y se editaba en malas condiciones (portada de cartón endeble y lomos que se resquebrajaban a la primera lectura) y es y sigue siendo muy cara,  por eso han sacado la colección Anagrama de quiosco, pero si quieres leer a Paul Auster, por ejemplo,  tienes que recurrir a esta colección "maldita". Lara le quiso comprar a Herralde el chiringuito, pero serán finalmente los italianos de Feltrinelli los que se harán con el sello en el 2016.  Es la colección en la que podemos leer a Tom Wolfe, Bukowski, Faulkner, Nabokov, Houellebecq, Mailer, Barnes, Javier Marías, Pombo, y con acierto genial, Roberto Bolaño. Aunque en vista de que incluso los más bibliófilos (El Conde) se están pasando al libro digital, vaticino que en 15 años sólo quedarán dos grandes editoriales en el mundo: Amazon y Google. 

1 comentario:

  1. Error, Jose: las editoriales del futuro se llaman Rapidshare y Mediafire, que también triunfan en la industria discográfica.

    ResponderEliminar